La carrera por la vacuna y las acciones farmacéuticas

Actualizado: oct 7

La necesidad de encontrar una vacuna para el #COVID-19 ha puesto a muchas farmacéuticas en una tarea titánica: resolver un problema de anos, en tan solo meses. Desde enero, después del comienzo de la expansión global de la pandemia muchos laboratorios han concentrado recursos y personal en encontrar dicha vacuna, de los cuales un buen número se encuentran próximos a las últimas fases. En medio de la carrera por ser la primera en lograrlo las acciones de muchas de estas empresas han tenido fuertes subidas de precio desde marzo.

Lo primero que debemos tener en cuenta al hablar de este tema es que el proceso de fabricación de una vacuna o medicamente es por lo general muy largo y bastante complicado, no solo desde la parte científica, requiere también un número determinado de pruebas y controles burocráticos antes de ser aprobada su distribución. Esto implica un gran reto para las farmacéuticas pues deben ganar una carrera sin salirse de las numerosas reglas.


Dentro de las empresas que más avances han logrado y en las cuales están puestas más expectativas podemos mencionar a Moderna ($MRNA), AstraZeneca ($AZN) y Johnson & Johnson ($JNJ). Las primeras dos se encuentran en fase 3 de pruebas, ultima fase para solicitar aprobación mientras que la ultima se encuentra en fase 2. En la bolsa parece que los inversionistas tienen las expectativas puestas en Moderna quien ha tenido un ascenso en lo que va del año de 318%, mientras AstraZeneca se ha valorizado 17,5% y Johnson & Johnson 3,7%.

( valorización desde enero 1 de las tres empresas)


Moderna es una empresa Estadunidense de biotecnología fundada en 2011 que se ha enfocado en utilizar el ARN para crear vacunas. Sorprendentemente sus ventas en lo que va del a ñ o no superar los 60 millones de dólares y no tuvo utilidades en el 2019. De lograr la vacuna sus ingresos se verían multiplicados varias veces, y lograría un posicionamiento destacado en el mundo farmacéutico por lo que el apetito de sus acciones ha crecido de forma considerable. La empresa estima tener la capacidad de producir entre 500 millones y 1000 millones de dosis anuales y ha estado en contacto y prenegociaciones con el gobierno de Estados Unidos.


AstraZeneca por su lado es una empresa más consolidada que se ubica como la quinta empresa farmacéutica a nivel mundial y sus ventas superan los 20,000 millones de USD anuales con utilidades cercanas a los 1,500 millones de dólares en el 2019. Esta compañía se alió con el equipo de investigación de la universidad de Oxford, liderado por Sarah Gilbert y han logrado tener la candidata a vacuna más adelantada en las fases de verificación (En fase 3 antes que los demás). Esta compañía proyecta empezar a producir las dosis en septiembre de este año. No obstante, es posible que los inversionistas tengan un apetito menor por esta acción por la sencilla razón que, aunque proyecta producir 1,000 millones de dosis, ha manifestado que lo hará sin margen de ganancia, es decir que las venderá a costo. Por el momento es una de las opciones más prometedoras.


Por último, Johnson & Johnson es una multinacional estadunidense muy reconocida no solo por su división farmacéutica, también por su división de cuidado personas, dispositivos médicos y productos de belleza. En el 2019 alcanzo ventas por 82,000 millones de dólares y una utilidad de 15,000 millones. Sin embargo, en el proceso de desarrollo de la vacuna parece estar un poco más atrás empezando pruebas en humanos en la segunda mitad de julio. Por lo que su acción tan solo ha subido un 3% en lo que va del año.


Cada una de estas empresas se encuentra en un momento diferente, con Moderna y AstraZeneca liderando la carrera, los ojos del mundo están en ellas. Pero el proceso de producción aun puede dar muchas vueltas. Por un lado, aunque llevan la delantera no son los únicos compitiendo, otra empresa que cabe menciona es por ejemplo la china CanSiono Biologics Inc la cual utiliza una técnica similar a la Johnson & Johnson. Por otro lado, los métodos de desarrollo que están utilizando son diferentes en cada compañía y esto implica que la estrategia para lograr la inmunidad es diferente y por ende cada una de estas vacunas puede variar en efectividad de ser aprobadas, por ejemplo, una puede lograr Inmunidad en 80% y otra en el 70%, información que aun esta por descubrirse y que es crucial para determinarla exitosa.


Es posible que quien tenga la vacuna primero obtendrá una ventaja como empresa, pero hay muchos otros factores que no podemos olvidar si queremos invertir en estas compañías incluyendo la capacidad de producción, las ventajas o riesgos previos y por supuesto el ánimo de lucro o no. Es posible que al final lleguemos a un sistema con múltiples vacunas, donde en diferentes países se distribuyan diferentes marcas de las vacunas contra el COVID-19, por lo que es posible que no se trate solo de quien lo logre primero, dado el número de dosis que se requieren a nivel mundial, tal vez varias de estas empresas se beneficien a mediano plazo.


79 vistas

© InvexValue LLC

info@invexvalue.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Negro del icono de Instagram