• InvexValue

Invertir VS Especular

Actualizado: may 21

Normalmente en #InvexValue hablamos de invertir y no usamos el término especular y esto tiene una razón clara en sintonía con nuestra filosofía de inversión. No obstante, no es fácil distinguir entre las dos palabras y sus repercusiones en el ámbito de las finanzas.


Esta discusión se remonta tal vez al tiempo en que José de la Vega escribió en 1688 confusión de confusiones, narrando los días típicos de la bolsa de Amsterdam, ¿pero que podemos decir acerca de invertir o especular?


Una aproximación a la definición de invertir la podemos atribuir a #BenjaminGraham, quién nos dice que podemos hablar de inversión cuando hay cierta seguridad en el principal (puede ser derivada del producto financiero) y el retorno satisfactorio. Por el lado de la especulación, podemos citar a Jhon Mayerd Keynes, quien nos decía que especular trata de pronosticar la psicología de mercado. No obstante, ninguna de las dos aproximaciones es del todo clara y tienden a ser algo generales.


Las diferentes perspectivas acerca de invertir y especular tienden a rondar tres aspectos fundamentales: el método, el tiempo y el riesgo. En #InvexValue consideramos que a la hora de diferenciar la especulación de la inversión cada uno de estos aspectos juega un papel (como una mezcla) y aunque la especulación y la inversión tienen áreas comunes, también resaltan diferencias entre ellas.


El método


Cuando nos referimos a inversión en bolsa, encontraremos diferentes tipos de análisis, pero muchos de estos análisis los podemos reducir en dos grandes corrientes. Por un lado, aquellas personas que utilizan el análisis técnico, chartismo o análisis de gráficas. Que no es más que un intento de proyección o predicción a través de un análisis de precios.


Generalmente lo que se argumenta en este tipo de análisis son de una u otra forma zonas de subastas (compras o ventas) a determinados niveles de precios. Un punto desfavorable para quienes utilizan este tipo de análisis es que tratan de predecir el comportamiento de miles de personas y sus perspectivas de manera general, no a través de razones económicas o financieras, inclusive no a través de razones comportamentales.


Es así que, aunque se trate del uso de al parecer una metodología definida, en realidad es una metodología que utiliza técnicas de repetición de patrones (buscar figuras en los precios) o repetición de movimientos o impulsos y no busca una razón al movimiento de dichos precios. No hay un planteamiento de una hipótesis del por qué si no la aceptación de que un determinado movimiento, patrón, comportamiento se repetirá en el futuro. Es en este método donde consideramos reside gran parte de la especulación, ya que a las decisiones al no estar fundamentadas en hipótesis económicas, financieras o incluso comportamentales las probabilidades se limitan.


Por otro lado, la otra corriente que se puede considerar es el #análisisfundamental, el cual se basa en la valoración de los activos financieros. En el caso de las acciones, esta valoración se basa en la generación de flujos de caja de las empresas, en su funcionamiento, aceptación y comportamiento. Pero no se limita exclusivamente a eso, catalogamos análisis fundamental a la búsqueda de fundamentos o razones de peso para que nuestras hipótesis se cumplan.


Si bien en este tipo de análisis se debe proyectar de una u otra manera los resultados a futuro, estos resultados parten de hipótesis dentro de un rango “normal” de expectativas. Es aquí donde se ubican más la inversión, en colocar un determinado capital por razones claras, medibles y cuantificables en espera de un retorno de esa colocación. Otro tipo de análisis fundamental es aquel que se realiza basados en un análisis de las posibilidades macroeconómicas y el estudio de los agregados, planteando hipótesis a nivel empresarial, sectorial o por países.Un ejemplo de este tipo de análisis sería el utilizado por #GeorgeSoros para ir en contra de la libra esterlina, aunque a veces fue visto como una posición especuladora “como una apuesta” por su nivel de riesgo, tenía unos fundamentos muy claros.


La mayoría de críticas en la diferenciación vienen alrededor de la metodología y la profundidad de los análisis por ejemplo Margaret Franklin, CEO de Marret Private Wealth dice que: “La inversión se basa en un análisis reflexivo, exhaustivo y razonable de los valores que está comprando y la cartera que se está creando en relación con el rendimiento que espera recibir, lo que puede presentarse en innumerables formas: intereses, dividendos, revalorización del capital. La especulación, por el contrario, se basa en conjeturas en lugar de en análisis basados ​​en hechos: el "tonto más grande" viene a la mente a menos que se trate de información privilegiada. En cualquier caso, está lleno de más riesgo ".


El tiempo


En repetidas ocasiones la diferenciación entre especular e invertir ronda el horizonte temporal. Particularmente se generaliza en que la inversión tiende a más largo plazo y la especulación a corto plazo. Esto se debe fundamentalmente a que una maniobra especulativa es vista como una “ganancia rápida” corta en tiempo, pero larga en ganancia. El problema es que, si bien dichas maniobras especulativas se presentan, su frecuencia es limitada y una ganancia rápida lleva implícito un riesgo alto, ya sea por el alto grado de apalancamiento, por el poco análisis realizado o por otros riesgos derivados de la operación.


En este punto de los horizontes temporales podemos agregar, que, si bien las personas que esperan retornos en el muy corto plazo son especuladores, pues tratar de predecir micro movimientos en la cotización de un activo, es tratar de resumir la complejidad de un mercado a una mera idea subjetiva y esperar hacerlo de forma sostenida (largos periodos de tiempo) no escapa a una probabilidad igual a la que lanzar una moneda. Se presentan casos en que inversiones fundamentas se cumplan en horizontes cortos de tiempo, así como especulaciones o apuestas sin sentido se posterga por mucho tiempo antes de cerrar posiciones.


El riesgo


Al hablar de riesgo en la especulación y en la inversión usualmente se dice que la especulación lleva mayor riesgo, este punto puede ser complementado con que usualmente el especulador está esperando un retorno alto, por lo que se expone mucho más a mercados con altos grados de apalancamiento para realizar sus inversiones. Mientras que la inversión lleva un riesgo tal vez más calculado, una inversión bien hecha debe contemplar desde antes de la colocación de los recursos cuáles serán los mejores y peores escenarios. No solo en cuanto a los niveles de pérdidas y ganancias, que también lo suelen hacer los especuladores, si no las razones que pueden derivar en esos resultados. #WarrenBuffett, el gran inversor value, nos dice que el prácticamente no tiene riesgo, pues conoce a fondo en que invierte y donde coloca su dinero, aunque tal vez olvida que siempre existe el riesgo de sistema, por mínimo que sea dicho riesgo.


Si bien es difícil diferenciar a los especuladores de los inversores en algunos de estos lineamientos podemos encontrar diferencias, pero sin duda ambos son agentes importantes en el desarrollo de los mercados. En InvexValue nos enfocamos en formar inversores centrados en tomar decisiones con fundamento.



© InvexValue LLC

info@invexvalue.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Negro del icono de Instagram