El mito más grande de la bolsa


En un video en nuestro canal de YouTube hablamos un poco de una de las mentiras más popularizadas y peligrosas de la bolsa de valores, y es que muchos llegan a aventurar sus ahorros y patrimonio en la bolsa sin conocimientos suficientes a causa de este mito, que ha sido popularizado por películas, brokers e incluso academias de “trading”. Nos referimos a el mito de que en la bolsa se puede hacer dinero fácil y rápido.


La realidad es que como en cualquier otra actividad económica, la bolsa necesita mucha preparación, estudio, dedicación y esfuerzo si se quiere ser bueno en ello. El tema del dinero rápido proviene en gran medida de la facilidad de apalancamiento en algunos mercados donde prometen que con 500 USD se pueden hacer 2000 USD o más al mes, pero no hablan de que la posibilidad de pérdida es igual a la de ganancia, que todo se basa en un préstamo alto (apalancamiento) y que lo difícil no es lograr 100 USD de ganancia si no mantener los niveles de ganancia en el tiempo de manera sostenida y sistemática.


Esta falsa concepción se ha reforzado con la idea de ciertos movimientos realizados por grandes jugadores, pero se omite que para llegar a esa maniobra hubo mucho trabajo detrás, o que en gran medida la maniobra fue posible por el tamaño de las posiciones, un caso típico es el de George Soros, algunos entusiastas del #trading creen que logró su fortuna por arte de magia especulando, cuando en realidad su modelo de decisiones es bastante complejo, con fuertes dosis de análisis fundamental y macroeconómico, no un simple análisis de gráficas. La otra falsa premisa, es que además de fácil es rápido. Como en cualquier actividad las inversiones al igual que la pintura, escritura o matemáticas requieren práctica y compromiso, lo que es proporcional al tiempo.


Una cosa son los altos salarios y bonos que se pueden lograr en el mundo corporativo o institucional de Wall Street, otro muy diferente las ganancias de un inversor retail. Recuerden que las ganancias de este último dependerá de las rentabilidades anuales, del tamaño del portafolio, de la capacidad de reinversión y del tiempo. No hay fórmulas o estrategias mágicas, pero sí muchas oportunidades y posibilidades de inversión. Invertir es una oportunidad única para hacer crecer nuestro patrimonio, pero requiere disciplina y trabajo duro. Puedes ver el video aquí:




© InvexValue LLC

info@invexvalue.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Negro del icono de Instagram