Value Investing: El exitoso método de Warren Buffet

Value Investing: El exitoso método de Warren Buffet

Muchos nos preguntan que es el value investing y en que se basa esta metodología. Para responder esta pregunta quiero precisar que más que una metodología, puede ser considerada una filosofía completa de inversión, una forma de análisis practico que basa sus raíces en los mejores inversores de la historia. El value investing es la esencia de InvexValue, así que explicaremos de una forma sencilla de que se trata.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que esta filosofía en general es utilizada para invertir en acciones de compañías listadas en bolsa, pues son activos a los que se les puede calcular un valor intrínseco y que además nos permiten combinar un análisis cuantitativo (de números) y cualitativo (cualidades o atributos).

Esta metodología tiene varias variables y cada inversionista puede agregar sus toques particulares a su análisis, pero se basa en un concepto simple y poderoso: muchas veces el precio de las acciones no corresponde con el valor de las mismas, dando oportunidades de inversión. El value investing se concentra sobre todo en identificar acciones que están subvaluados, es decir que están baratas con relación al precio de mercado. Después de identificar estos activos procedemos a comprarlos para esperar que su precio se acerque al valor que determinamos y ganarnos la diferencia en precio.

Esta filosofía fue enseñada por muchos años por Benjamin Graham y David Dood, en la universidad de Columbia. Quienes además de ser excelentes profesores eran excelentes inversores. De allí, salió una serie de exitosos inversionistas como Walter Schools y el gran Warren Buffet mas conocido como el oráculo de Omaha. Durante mucho tiempo los inversionistas de esta metodología han batido al mercado una y otra vez y han generados grandes retornos a lo largo de muchos periodos de tiempo. Solo por citar un ejemplo, los rendimientos de Buffet han estado en un promedio de rentabilidad de 21% anual por 52 años.

 

Si bien como ya lo mencionamos cada inversionista puede agregar variables a su metodología podemos mencionar dos grandes aspectos que destacan del value investing a la hora de encontrar buenas empresas en que invertir:

  • Aspecto cuantitativo: realizamos un análisis de variables tales como múltiplos, indicadores, crecimiento en ventas, crecimientos en flujos de caja y valoración relativa para ver que acciones pueden estar baratas. Valoramos para encontrar el valor intrínseco de dicha compañía bajo diferentes escenarios de crecimiento. Este aspecto cuantitativo nos permite ver que también se desempeña la compañía, cuanto vale y contrastar con su precio de mercado.
  • Aspecto cualitativo: realizamos un análisis del modelo de negocio sus ventajas competitivas, sus riesgos y que es lo que motiva su crecimiento. Aquí lo que buscamos es entender la idea del negocio, comprender lo que está detrás de los números y las posibilidades que tendrá el negocio para seguir creciendo o no. También analizamos aspectos claves como quienes gerencia la compañía, cuantas acciones poseen y si están comprometidos con el proceso. Buscamos empresas que su modelo sea escalable y atractivo y sobre todo que sean sostenibles en el tiempo.

Con el value investing más que buenas acciones buscamos buenos negocios, este método utilizado de la manera adecuada y disciplinada permite obtener muy buenos retornos sobre la inversión y nos permite obtener buenas rentabilidades a mediano y largo plazo de manera consistente. Es una metodología que une aspectos financieros con el sentido común. Es por esto que lo consideramos la mejor metodología de inversión en acciones, no se limita a ser un método para especular, es un método para invertir.

 

Conoce más sobre el value investing, descárgate la guía para invertir en bolsa aquí.