Aléjate del Day Trading

Alejate del Day Trading

¿Por qué no recomendamos el Day Trading?

La respuesta es sencilla, antes de avanzar en este video y blog debes preguntarte si eres un inversor o simplemente un especulador, si te gusta ir al casino, seguro que también podrás aprovechar el Day trading para divertirte. Pero dejaremos claro algo de entrada, si lo que buscas es crecer como inversor, profundizar en el conocimiento de las finanzas y así mejorar tus finanzas personales, el Day Trading no es el lugar indicado.

Dicho esto, empecemos definiendo el Day Trading o Trading Intradiario. Como su nombre lo indica consiste en la toma de operaciones en el mercado financiera con la intención de cerrar las operaciones en el mismo día, en la mayoría de los casos en cuestión de minutos después de abrir la operación. Al ser movimientos tan pequeños los que pueden resultar en espacios de tiempo corto, generalmente esta metodología se ha popularizado en instrumentos y mercados con alto apalancamiento (Deuda) como el Forex y los derivados. Además, gran parte de los brokers comerciales “oscuros” se han dedicado a popularizarlo entre el inversionista retail en internet.

Las razones:

Primero, el juego de las probabilidades no favorece al day trading, al tomar posiciones en espacios de tiempo tan corto, la única data observable es el precio del activo, pero dicho precio en la mayoría de los casos es ruido y no señal. Es decir, por más de que muchos day traders digan que tienen un sistema (indicadores, intuición, patrones, etc) las repeticiones en estos marcos de tiempo son completamente aleatorias, pues reflejan transacciones parciales y sesgadas. Esto lleva a que cuando tomen una posición la probabilidad de ocurrencia de tu hipótesis sea del 50% contra 50% en el mejor de los casos, la misma probabilidad que lanzar una moneda, o jugar al rojo y al negro en la ruleta del casino.

Aun así, es posible ganar en el day trading, por ejemplo, un día donde las probabilidades estén a favor del trader, el problema es que dicha ganancia no puede suceder de manera sostenida en el tiempo, y como las “ganancias” son atractivas por el apalancamiento esto lleva a que muchas veces la persona que lo haga quiera continuar. Hasta que inevitablemente comprende que la probabilidad de ganancia es idéntica a la probabilidad de perdida. Esta metodología solo puede utilizar análisis técnico o alguno de sus derivados, pues no es posible tomar fundamentales en tan cortos periodos de tiempo.

Le segundo criterio es la evidencia: si bien es muy difícil acceder a data de los brokers no regulados, algunos estudios han hecho el esfuerzo. Por ejemplo, un estudio de la asociación nacional de futuros de los Estados Unidos, mostro que en los brokers regulados de futuros en USA el 75% de las personas pierden su dinero en términos trimestrales en este mercado en operaciones de corto plazo, con perdidas de cuenta medias de 5000 a 6000 USD. Cuando el marco de estudio se extiende este nivel de perdedores individuales puede llegar hasta el 90% (la no sostenibilidad a largo plazo).

Ahora, alguien gana dinero en el Day Trading, la respuesta es SI: los bancos. Contrario a las operaciones personales los bancos tienen trimestres casi perfectos en las operaciones de Day trading, pareciera en ocasiones que han encontrado el santo grial, y es tener de contra parte a los pequeños traders individuales. Las ventajas que tienen los bancos son dos principales, recursos no financieros como información y recursos financieros (dinero) lo que les permite hacer y deshacer con el pequeño inversor, a través en muchos casos de manipulación legal (moviendo el precio, generando ruido y barriendo al mercado).

Ahora bien, desde InvexValue hacemos una advertencia, muchos de los defensores del day trading tendrá como excusa que se requiere dedicación y esfuerzo, esto ultimo es obvio, como todo en la vida. Cuando aun así la persona pierde con dedicación y esfuerzo, apelaran a la psicología, lo cual es un elemento importante, pues en las operaciones en bolsa toda posición requiere disciplina mental, sin embargo, es un elemento adicional, todo el estudio del mundo y la mejor psicología, no servirán si no existe un método real y tangible.

Recuerden que las decisiones de inversión deberían tener un argumento con un componente de objetividad y no solo basadas en percepciones subjetivas.

Registrate y descarga ya la guía gratuita para aprender a invertir